Multa de 25 millones a Iberdrola por manipular el mercado eléctrico

La CNMC considera probado que la eléctrica controló sus instalaciones hidráulicas para subir los precios antes de la subasta de diciembre de 2013

Embalse de Santo Estebo de Ribas de Sil, Ourense, gestionado por Iberdrola

Embalse de Santo Estebo de Ribas de Sil, Ourense, gestionado por Iberdrola. / NACHO GÓMEZ

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una sanción de 25 millones de euros a Iberdrola Generación, al considerar probada la manipulación del precio de la energía eléctrica en 2013, algo calificado de conducta muy grave. En concreto, según el organismo, la eléctrica manipuló fraudulentamente el mercado mediante incrementos del precio de la oferta de las centrales hidráulicas de los ríos Duero, Sil y Tajo, entre el 30 de noviembre de 2013 y el 23 de diciembre de 2013. Las sospechas de manipulación en 2013 llevaron al Gobierno a cambiar todo el sistema de fijación de precios para evitar que la luz subiera de golpe casi el 11%, en lo que se llamó ‘el tarifazo’ de la subasta.

Las sospechas de manipulación en 2013 llevaron al Gobierno a cambiar todo el sistema de fijación de precios

Según la Ley del Sector Eléctrico esta actuación de Iberdrola se determina como infracción “muy grave” al considerarla una manipulación fraudulenta tendente a alterar el precio de la energía eléctrica o la medición de las cantidades suministradas. Contra esta decisión Iberdrola Generación podrá interponer recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, en un plazo de dos meses, cosa que tiene previsto realizar, según fuentes de la compañía. La asociación de consumidores Facua ha manifestado que la sanción de 25 millones le parece ridícula porque cree que no tiene efecto disuasorio.

Esta actuación coincidió con las semanas previas a la subasta trimestral, denominada Cesur, celebrada el 19 de diciembre de 2013. Dicha subasta fue suspendida por el Gobierno y anulada por el organismo al encontrar “movimientos anómalos” en su ejecución. La subasta, a la que concurrían, entre otros agentes, las eléctricas encargadas del suministro regulado (Endesa, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, HC y E.ON), arrojó un inesperado aumento del 26,5%, disparándose el precio hasta los 61,83 euros por megavatio/hora (MWh), muy por encima de los 47,58 euros de la anterior subasta de septiembre.

Este aumento habría repercutido con un incremento del 10,5% en el recibo de la luz en la revisión de principios de 2014, ya que suponía el 45% del recibo aproximadamente. Al haber subido los precios regulados el 1%, que ponderan en torno al 55%, la subida en enero tendría que haber sido ser del 11%. Se trataba del cuarto incremento consecutivo del precio de la luz tras las revisiones que tuvieron lugar en octubre (3,1%), agosto (3,2%) y julio (1,2%) y la quinta en un año, si se tiene en cuenta la de enero (3%).

La CNMC no ha encontrado pruebas de irregularidades por parte del resto de eléctricas

Cerrar el grifo para subir los precios

La CNMC, que abrió un expediente informativo como consecuencia de las anomalías detectadas, considera probado que la eléctrica manipuló los costes en un contexto de altos precios en el mercado y un escenario de elevada demanda, que la manipulación se desarrolla durante las tres semanas comprendidas en el 30 de noviembre y el 23 de diciembre, y que la conducta provocó un aumento de siete euros megavatio/hora suponiendo unos beneficios de 21 millones de euros para la eléctrica.

Iberdrola redujo su volumen despachado desde los 51 GWh del día 29 de noviembre hasta cantidades inferiores incluso a los 20 GWh, lo que implicó que no fuera aprovechado los recursos hidráulicos para satisfacer la demanda. Iberdrola supone el 40% de la producción hidráulica y las instalaciones afectadas, el 50% del total de potencia instalada y el 86% de la de Iberdrola. La CNMC no ha encontrado pruebas de manipulación por parte del resto de eléctricas y operadores, a los que también ha investigado.

La CNMC había abierto un periodo de información el 10 de diciembre cuando comenzaron a detectarse las anomalías. Posteriormente, tras suspender la subasta, el Ministerio de Industria instó a la CNMC a que en el plazo de 24 horas emitiera un dictamen urgente sobre la citada subasta en el que dilucidara si había habido manipulación por parte de los operadores (compañías eléctricas y brokers financieros) para elevar artificialmente el precio de la electricidad.

“Circunstancias atípicas” que afectaron a la subasta

La CNMC encontró “circunstancia atípicas en el desarrollo de la misma y en un contexto de precios elevados en el mercado diario durante las semanas previas”. Se trataba además de operaciones de pequeña cantidad de megavatios, insignificantes para las eléctricas, pero suficientes como para influir en la subasta marcando precios elevados.

La CNMC, y su antecesora la Comisión Nacional de la Energía, tenía que validar los resultados de las subasta de acuerdo con una orden ministerial de 2009. En ninguna de las realizadas anteriormente había encontrado irregularidades.

La subasta se hacía a través de rondas en las que se iban quedando fuera porque no querían vender por debajo de determinado precio. Normalmente se producía una quincena de rondas, pero en la del 19 de diciembre se produjeron deserciones en las primeras de cambio y tuvo una duración especialmente corta de hora y media frente a las cuatro que suele llegar a durar. Aunque los 36 operadores presentados —la mitad de ellos entidades financieras y el resto del sector eléctrico— a la subasta eran similares e incluso superiores a algunas otras precedentes, que no fueron anuladas, la CNMC detectó una reducción rápida de agentes.

El presidente de Iberdrola Ignacio Sánchez / JOSÉ MÉNDEZ (EFE)

También despertó las sospechas del organismo que una de las energías que más llevan a la baja el precio del mercado, la nuclear, estaba inusualmente limitada. Cuatro grupos nucleares parados entre los que estaba la central de Trillo, gestionada por Iberdrola, levantaron suspicacias. Todo ello, unido a la caída del uso del gas, la falta de viento y la temprana llegada del invierno influyó en la gran anomalía de la subasta.

Otras multas a Iberdrola

No esta la primera multa que recibe Iberdrola de Competencia ni la más alta. En marzo de 2007, la antigua Comisión Nacional de la Competencia (CNC) multó a la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán con 38,7 millones de euros por abuso de posición dominante entre 2002 y 2003 al ofrecer precios muy elevados. En 2009 recibió una sanción de 15 millones por haber negado el acceso al Sistema de Información de Puntos de Suministro a sus competidores.

En 2012 también fue sancionada con 10,6 millones por competencia desleal al traspasar clientes entre sus comercializadoras. Y, dentro del grupo de las cinco principales eléctricas, en 2011 recibió una multa de 61 millones, de los que le correspondieron 21,6 millones, aunque la Audiencia Nacional la anuló el pasado mes de abril.

El presidente de la CNMC dice que “no hay quien entienda” el recibo de la luz

El recibo de la luz “no hay quien lo entienda”. Así de tajante ha sido el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, que ha abogado este martes por una mayor transparencia en el recibo de la luz, en el que, ha dicho, se pagan cosas que no deberían estar incluidas.

Durante una conferencia en el Círculo de Economía, Marín Quemada ha explicado que los consumidores tienen que tener la posibilidad de ejercer “sus acciones”, pero que no pueden hacerlo a través del recibo eléctrico, sobre todo porque “no hay quien lo entienda”. “Así es muy difícil tomar cualquier tipo de acción”, ha subrayado.

MERCADO ELÉCTRICO Y DÉFICIT DEL SISTEMA
Industria congela los peajes de la tarifa eléctrica para 2015
La CNMC estima el sobrecoste de la subasta eléctrica en 392 millones
Los consumidores pagarán más de luz en las horas de mayor demanda
Competencia investiga a Iberdrola por posible manipulación de precios
El máximo representante de Competencia ha criticado de este modo que el recibo “no es demasiado transparente”, ya que en él, aunque no lo ponga, se pagan muchas cosas que no deberían estar donde están, de la misma manera que los “desajustes” de la política agraria no están en los recibos que paga el sector.

Según Marín Quemada, la política energética debería estar “donde tiene que estar”, con sus éxitos de ahorro y sus fracasos de mayores costes, y que, si no, a las empresas y a los consumidores les ponen en una situación tremendamente complicada. De lo contrario, ha asegurado, el consumidor no entenderá por qué tiene que seguir pagando la parada de la central nuclear de Lemoniz o la instalación de un huerto solar en Argamasilla de Alba.

“Todo esto es una realidad”, ha dicho Marín Quesada, y le ha parecido lógico que el consumidor se pueda preguntar por qué tiene que pagar el huerto solar de Argamasilla cuando paga el recibo de la luz. “Lo está pagando”.

En otro orden de cosas, el presidente de la CNMC ha abogado por seguir acometiendo las reformas estructurales porque sirven para impulsar el estado del bienestar y, entres ellas, ha citado la reforma del mercado laboral y ha dicho que aún se podría continuar con ella, dado que cuanto menos rigidez haya en el mercado laboral, “más calidad de competencia tendremos”. Ha señalado que estas reformas tienen efecto a largo plazo, pero también a corto por su capacidad para mejorar las expectativas, que son el “motor” de la toma de decisiones.

También ha dicho que, en breve, propondrán una serie de reformas para dotarse de más capacidad de reacción o de nuevas funciones que les permitan cumplir su objetivo de “impulsar el buen funcionamiento del mercado” en beneficio de consumidores y empresas.

Las energías renovables cogen impulso

Las energías renovables cogen impulso en España, así lo ha informado Red Eléctrica Española (REE) esta semana. “Durante el pasado mes de marzo”, explicó la eléctrica, “el 69% del consumo español procedió de tecnologías que no emiten CO2. –energías renovables (un 47%) y fuentes nucleares (un 23%)–”. La mayor parte de la energía renovable generada en España procede del viento, “tan solo el pasado mes de marzo generó un 22,5% del total”.

“De enero a marzo, la energía eólica produjo el 23,7% de toda la electricidad generada, mientras que la nuclear, un 22.7%”, continuaron. El dato no sorprende. Ya en 2013 España fue el primer país en el que la energía eólica fue la primera fuente de electricidad durante todo un año. La meta impuesta por el Gobierno español es conseguir que, en 2020, este porcentaje aumente hasta el 40%.

Aunque nuestro país cuenta con otras energías renovables como la energía solar fotovoltaica, estas no superan el 3% de la producción total. A pesar del bajo porcentaje, España es uno de los países con más producción del mundo también en este campo.

Todo no han sido buenas noticias. El gran empuje de las energías renovables por parte de los agentes gubernamentales ha provocado un endeudamiento. Pero, claro, está, si hay que endeudarse, mejor que sea a favor del planeta.

La Audiencia Nacional admite una querella por el perdón a las eléctricas

La Audiencia Nacional ha admitido a trámite una querella contra los exministros Miguel Sebastián y Elena Salgado, así como contra Endesa, por los 3.400 millones de euros cobrados de más por las eléctricas en concepto de costes de transición a la competencia (CTC). Según el auto judicial —escrito razonada—, al que ha tenido acceso Efe, la Audiencia ha incoado diligencias previas y remitirá las actuaciones a la Fiscalía “para que informe sobre competencia”.

Los hechos arrancan en 1997, cuando al liberalizar el mercado eléctrico, el Gobierno del PP creó un sistema de compensación para garantizar a las eléctricas de las inversiones que les había obligado a realizar, a esto se le llamó los CTC. Con ellos, el Ejecutivo se comprometía a abonarles 36 euros por megavatio-hora producido. Los CTC los pagaban los consumidores. En 2005, con la subida del petróleo y del gas, la remuneración creció hasta 50 euros por megavatio. Eso supuso que las eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Viesgo e Hidrocantábrico) cobraran más de lo estimado. En junio de 2006, un decreto ley canceló el pago de CTC, pero la liquidación quedó pendiente.

La Fiscalía no vio delito
La Fiscalía Anticorrupción ya investigó el pasado otoño por qué nunca se le reclamó el dinero a las compañías, pese a que un documento de la Abogacía del Estado de 2008 avalaba la reclamación y a que había un borrador de orden ministerial redactado con la fórmula prevista para el cobro, según adelantó EL PAÍS. El ministro de Industria de entonces, Miguel Sebastián, negó conocer la orden al desvelarse la noticia. La Fiscalía acabó por archivar la denuncia de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético al no apreciar delito tras interrogar a varios ex altos cargos de Industria.

Ahora la Audiencia Nacional ha admitido a trámite la querella presentada por la asociación de consumidores Causa Común y elaborada por Ausbanc, que considera que hubo delitos de prevaricación en comisión por omisión y de estafa agravada por cómo se liquidaron los CTC.

Las eléctricas siempre han negado haber cobrado de más por los CTC. Según los informes de las compañías, las liquidaciones efectuadas eran correctas y la cifra realmente cobrada por los CTC fue 1.147 millones.

Las eléctricas piden de plazo hasta abril para la nueva factura horaria de la luz

La CNMC trabaja a instancias de Industria en un informe con una nueva fecha de inicio, tras haber propuesto el 1 de enero hace tres meses

Las cinco grandes eléctricas integradas en la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) piden que la nueva facturación de electricidad hora a hora para los usuarios con contadores digitales no arranque hasta al menos abril del año próximo, dada la complejidad del mecanismo y los perjuicios que puede ocasionar a los consumidores, han indicado fuentes del sector.

Fuentes de la CNMC han explicado por su parte que el pasado mes de julio el regulador ya propuso el 1 de enero de 2015 como fecha para el inicio de la nueva facturación horaria, en respuesta a un primer informe solicitado por Industria.

Ahora, Industria ha vuelto a pedir un informe con fechas para la puesta en marcha del mecanismo, en cuyo contenido trabaja en la actualidad el regulador. Una vez recibida la propuesta de la CNMC, Industria deberá publicar en el BOE una resolución con la fecha definitiva de aplicación, a la que podría concederse un eventual periodo de adaptación.

Pese a que es probable que no dé tiempo a implementar el mecanismo antes de enero y que Industria así lo entienda, entre las empresas ha cundido la incertidumbre ante la posibilidad de que la CNMC no solo ratifique la fecha de enero, sino que proponga el inicio de la fase piloto de prueba el 1 de diciembre. Por este motivo, han pedido que se conceda un plazo adicional de tres meses con respecto a la fecha tentativa del 1 de enero, de forma que el nuevo sistema de facturación arranque el próximo 1 de abril.

Las empresas advierten de la necesidad de tiempo para adaptarse a un mecanismo muy complejo que requiere pruebas de ajuste y que, de no aplicarse de forma eficaz, puede generar muchos inconvenientes e incidencias entre los consumidores.

España, laboratorio mundial

Pese a que otros países como Italia, Suecia o Finlandia también están haciendo grandes progresos en la implantación de los contadores digitales, España se convertirá en el primer país del mundo en experimentar una facturación hora a hora.

Con el nuevo mecanismo, el precio de la luz oscilará en función de cómo lo haga en cada hora el mercado mayorista de electricidad, o ‘pool’, sometido a fuerte volatilidad durante el día. De hecho, en función de la disponibilidad viento o lluvia, el coste de la energía puede oscilar entre cero a algunas horas de la madrugada a cerca de 90 euros por megavatio hora (MWh) en otros momentos del día.

Los consumidores podrán conocer con un día de antelación los precios de cada hora del día siguiente gracias a la información publicada por Red Eléctrica de España (REE). Para desarrollar el nuevo sistema, las empresas y la Administración llevan meses reuniéndose en un grupo de trabajo conjunto.

Sustitución de las subastas Cesur

Tras suspender las subastas Cesur en diciembre del año pasado y fijar un precio provisional para los primeros meses de 2014, el Ministerio de Industria puso en marcha un nuevo sistema de facturación que ya está en vigor, al menos para los usuarios con contadores analógicos, para los que la facturación bimestral se realizará a partir de la media del mercado en los dos meses de consumo ajustada a unos perfiles de demanda.

Para los consumidores con contadores digitales, que serán todos en 2018 si se cumple el plan de instalación establecido por ley, la facturación se hará hora a hora, si bien la implantación de esta medida está condicionada a la aprobación de una resolución del Ministerio de Industria que aún no se ha publicado. De forma provisional, están siendo facturados como los consumidores con contadores analógicos.

La energía consumida en el alumbrado público ha descendido un 28,97% en cinco años–

La energía consumida en el alumbrado público ha descendido un 28,97% en cinco años–

Un municipio más eficiente energéticamente, mejor iluminado y más ahorrador. Éste es el objetivo que persigue la Concejalía de Calidad Urbana desde la puesta en marcha de un plan de mejora del alumbrado público en las calles del casco urbano.

Para ello, desde 2008 el Ayuntamiento está realizando distintas actuaciones, tanto en alumbrado, como en los edificios municipales, que suponen menos gasto económico y más eficiencia energética

Ello ha conseguido que, en solo cinco años, la energía consumida en el alumbrado público haya descendido un 28,97%.

Las medidas de ahorro adoptadas en el alumbrado público:

o Instalación de relojes astronómicos con una reducción en el tiempo diario de encendido de media hora.

o Adelanto en la aplicación de la reducción de flujo en las luminarias desde las 12 de la noche al momento del encendido.

o Implantación de luminarias tipo LED en lugar de las tradicionales con lámpara de descarga en las nuevas instalaciones. Las luminarias tipo LED tienen un consumo en torno al 50% menos que las tradicionales.

o  Desconexión de puntos de luz en zonas con instalaciones duplicadas o poco pobladas. Se han desconectado aproximadamente 20.000 puntos, que supone un 22% de los 92.000 puntos existentes.

o Implantación de sistemas de telegestión con los que es posible, además de controlar el funcionamiento de los puntos de luz, reducir hasta en un 90% el consumo de las luminarias LED en momentos de muy baja utilización de las vías públicas.

o Sustitución en 12.000 luminarias antiguas de lámparas de descarga 100 W. por lámparas de 50 W., sin coste para el Ayuntamiento puesto que se trata de una mejora ofrecida por el contratista del Servicio de Mantenimiento de Alumbrado Público. Esta medida está en ejecución.

En cuanto a las medidas adoptadas en los edificios municipales, se han instalado equipos de compensación de energía reactiva, sustituido equipos de medida en alquiler por equipos en propiedad, implantado sistemas de gestión centralizada en instalaciones de climatización y puesto en marcha sistemas de regulación energética en edificios inteligentes como el de Abenarabí o el de la Plaza de Europa

Industria prevé cerrar 2014 sin déficit de tarifa en el sector eléctrico-

Industria prevé cerrar 2014 sin déficit de tarifa en el sector eléctrico–

El 2014 será, previsiblemente, el primer año desde el 2000 en que el sector eléctrico no registre déficit tarifario, entendido como la diferencia entre los costes reconocidos y los ingresos que se obtienen a través de la tarifa regulada que pagan los consumidores, según las estimaciones facilitadas a Europa Press por el Ministerio de Industria.
La cuantía acumulada por este déficit en los últimos 14 años ronda los 30.000 millones de euros, por lo que el equipo encabezado por José Manuel Soria ha ido aprobando diversas medidas, que han culminado en la actual reforma energética. Si 2014 se cerrara con equilibrio en el sistema eléctrico o con cifras de déficit poco apreciables, se produciría un punto de inflexión en una tendencia acumulada de endeudamiento que se inició en el año 2000, a pesar de que los precios pagados por el consumidor en los últimos nueve años han aumentado un 70%.
Desde Industria relativizan el impacto de los datos que arrojan las liquidaciones mensuales que emite laComisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC), ya que, en virtud de las medidas puestas en marcha, aún se deben contabilizar ingresos al sistema que compensarán el posible desajuste.
En los cinco primeros meses del año, último dato conocido, el déficit de tarifa reconocido se situó en 3.332 millones de euros, según la quinta de las catorce liquidaciones del ejercicio realizadas por la CNMC.
Este desajuste provisional supera en 648 millones de euros los 2.684 millones de euros registrados hasta abril, lo que representa un incremento del 24% con respecto al mes anterior. En esta quinta liquidación, el coeficiente de cobertura se ha situado en un 58,07%, de modo que las empresas con actividades reguladas, obligadas ahora a financiar el déficit de tarifa conforme se vaya produciendo, solo recibirán provisionalmente este porcentaje de su retribución.
Un desfase que se agudiza desde 2004
A partir de 2004 se empieza a generar un gran déficit de tarifa, que había estado prácticamente controlado en los años anteriores. Así, en 2005 el agujero eléctrico acumuló un desfase de más de 4.000 millones de euros, siguió en 2006 con más de 3.000 millones y se controló algo en 2007 (más de 1.500 millones).
Sin embargo, a partir de 2008 se volvió disparar y se elevó ese año por encima de los 5.100 millones de euros, convirtiéndose en un problema incontrolable en los años siguientes (4.300 millones en 2009, 5.500 millones en 2010, 3.899 millones en 2011, 5.600 millones en 2012 y 3.188 millones en 2013). La amortización de esta deuda se lamina durante un periodo de 15 años.

El consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas creció un 4,3% en el mes de julio-

El consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas creció un 4,3% en el mes de julio–

El consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas en el mes de julio aumentó un 4,3% con respecto al mismo mes del año anterior, según los datos del Índice Red Eléctrica (IRE).

Según informó Red Eléctrica, en los últimos doce meses el consumo eléctrico de estas empresas, corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, ha aumentado un 3,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Por sectores, el consumo de la industria ha ascendido un 5% y el de los servicios ha caído un 2,1%.

Comparado con julio de 2013, entre las cinco actividades con mayor consumo eléctrico la demanda de la metalurgia subió un 7,9%, la industria química un 3,4%, la fabricación de otros productos minerales no metálicos un 7,4%, la industria de la alimentación un 4,1% y la del papel descendió un 3,1%.

Asimismo, las actividades que más han aportado al crecimiento del consumo de las grandes empresas han sido la metalurgia, con un aumento del 7,9%, la fabricación de otros productos minerales no metálicos (7,4%), el transporte terrestre y por tubería (22,8%), la industria química (3,4%) y la industria de la alimentación (4,1%).

Industria prevé cerrar 2014 sin déficit de tarifa, por primera vez desde el año 2000

Industria prevé cerrar 2014 sin déficit de tarifa, por primera vez desde el año 2000–

 El 2014 será, previsiblemente, el primer año desde el 2000 en que el sector eléctrico no registre déficit tarifario, entendido como la diferencia entre los costes reconocidos y los ingresos que se obtienen a través de la tarifa regulada que pagan los consumidores, según las estimaciones facilitadas a Europa Press por el Ministerio de Industria.
   La cuantía acumulada por este déficit en los últimos 14 años ronda los 30.000 millones de euros, por lo que el equipo encabezado por José Manuel Soria ha ido aprobando diversas medidas, que han culminado en la actual reforma energética, para subsanar los problemas regulatorios del sector eléctrico español y frenar el engrosamiento de esta abultada deuda.
   Este conjunto de medidas contribuirá a que 2014 se cierre, muy probablemente, con equilibrio en el sistema eléctrico o con cifras de déficit poco apreciables, lo que supondrá un punto de inflexión en una tendencia acumulada de endeudamiento que se inició en el año 2000, a pesar de que los precios pagados por el consumidor en los últimos nueve años han aumentado un 70%.
   Desde Industria relativizan el impacto de los datos que arrojan las liquidaciones mensuales que emite la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC), ya que, en virtud de las medidas puestas en marcha, aún se deben contabilizar ingresos al sistema que compensarán el posible desajuste.
   En los cinco primeros meses del año, último dato conocido, el déficit de tarifa reconocido se situó en 3.332 millones de euros, según la quinta de las catorce liquidaciones del ejercicio realizadas por la CNMC.
   Este desajuste provisional supera en 648 millones de euros los 2.684 millones de euros registrados hasta abril, lo que representa un incremento del 24% con respecto al mes anterior.
   En esta quinta liquidación, el coeficiente de cobertura se ha situado en un 58,07%, de modo que las empresas con actividades reguladas, obligadas ahora a financiar el déficit de tarifa conforme se vaya produciendo, solo recibirán provisionalmente este porcentaje de su retribución.
REGLA DE ESTABILIDAD FINANCIERA DEL SISTEMA
   Una de las líneas maestras de la reforma energética es la aprobación de un marco normativo que garantiza la estabilidad financiera del sistema electrico de forma definitiva. Así, se ha incluido un sistema automático de revisión que evita la aparición de nuevos desajustes, al limitar por ley la introducción de nuevos costes en el sistema eléctrico sin que estos vengan acompañados por un aumento equivalente de los ingresos.
   Además, el Gobierno aprobó el pasado 6 de junio el nuevo real decreto que desarrolla la actividad de renovables, cogeneración y residuos, cuyo contenido modifica un modelo anterior que “hubiese ido directo a una quiebra del sistema”, afirmó entonces José Manuel Soria.
   Para el ministro, “el incremento del déficit de tarifa se debe a muy distintas razones”, pero especialmente a “dos”, que son el coste de la amortización anual de la propia deuda eléctrica y “la evolución de las primas a las tecnologías renovables”.
   El sistema eléctrico, aseguró, acumula hasta la fecha un déficit de tarifa de 29.189 millones de euros, a pesar de que entre 2004 y 2012 la electricidad se ha encarecido un 70%. Las primas a renovables y cogeneración han subido un 800% desde 2005.
UN DESFASE QUE SE AGUDIZA DESDE 2004
   A partir de 2004 se empieza a generar un gran déficit de tarifa, que había estado prácticamente controlado en los años anteriores. Así, en 2005 el ‘agujero eléctrico’ acumuló un desfase de más de 4.000 millones de euros, siguió en 2006 con más de 3.000 millones y se controló algo en 2007 (más de 1.500 millones).
   Sin embargo, a partir de 2008 se volvió disparar el déficit de tarifa y se elevó ese año la ‘factura’ por encima de los 5.100 millones de euros, convirtiéndose en un problema incontrolable en los años siguientes (4.300 millones en 2009, 5.500 millones en 2010, 3.899 millones en 2011, 5.600 millones en 2012 y 3.188 millones en 2013). La amortización de esta deuda se lamina durante un periodo de 15 años.

.

 

La ocu advierte de “una fuerte subida” de la luz en julio

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió este martes, coincidiendo con la entrada en vigor de la nueva factura eléctrica, que “todo apunta a que julio llegará con una fuerte subida en la factura de la luz”.
En una nota de prensa, la OCU indica que durante el primer trimestre de 2014 los precios de la electricidad fueron bajos y han ido repuntando durante el segundo trimestre hasta producirse una fuerte subida en junio.
A este respecto, estima que si se mantuvieran los precios de junio durante este mes, los clientes con la tarifa regulada (PVPC) sufrirán un encarecimiento de la energía de casi un 8%.
Teniendo en cuenta el comportamiento de otros años, con la nueva tarifa, que refleja el precio de la energía en cada momento, es probable que se mantenga el precio o suba más en los próximos meses.
En general la OCU explica que son previsibles las subidas durante los meses de junio y julio y a finales de año, mientras que habrá otros periodos de tarifas bajas, en meses de mucho viento y agua en los embalses (febrero o marzo).
Por otro lado, recuerda que las nuevas facturas incorporarán la devolución de los importes cobrados de más en el primer trimestre de 2014 (unos 25 euros de media) y la regularización de las facturas cobradas en el segundo trimestre (de unos 8 euros por hogar).
Como conclusión, la OCU denuncia que “la incertidumbre de la evolución del precio de la luz para los clientes con la tarifa oficial (PVPC) será total” a partir de ahora.